CDESCO | La capacitación para el desarrollo rural
15843
post-template-default,single,single-post,postid-15843,single-format-quote,woocommerce-no-js,yith-wcan-free,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

— La capacitación para el desarrollo rural

La capacitación para el desarrollo rural

“…capacitación es compartir los conocimientos con los demás y aprender…”

La FAO ha venido proponiendo y aplicando la pedagogía masiva audiovisual en proyectos y programas de desarrollo. Con esta propuesta metodológica y el uso de múltiples medios se hace más eficiente la capacidad del personal de campo y se llega a muchas y variadas audiencias como las que se encuentran en el área rural de México. Estas metodologías han demostrado su eficiencia en términos pedagógicos y en términos de inversión/resultados. El Instituto Mexicano de Educación para el Desarrollo Rural, IMEDER en México, decidió incorporar las metodologías al conjunto de instrumentos que utiliza en la capacitación rural, para impulsar el desarrollo con la aplicación adecuada de procesos de capacitación que logren que los grupos de productores prosigan sus procesos de desarrollo en forma auto-gestionada y sostenible.

La FAO puso en operación un proyecto con la Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural (FMDR) cuya instancia ejecutora fue el Instituto Mexicano de Educación para el Desarrollo Rural, IMEDER. El proyecto “Pedagogía Masiva Multimedial para la Capacitación de Campesinos” (TCP/MEX/0065), tuvo como propósito dotar a estas instituciones, con las capacidades que se requiere para contar con un sistema de comunicación pedagógica multimedial destinado a ampliar y tornar mas eficientes las actividades de capacitación de los promotores y facilitadores del desarrollo, para que las unidades familiares de producción y sus respectivas organizaciones, compartiendo el capital intangible “saber” puedan incrementar la eficiencia productiva, mejorar la relación con los ecosistemas y facilitar la organización de los productores.

La actividad principal del proyecto fue la formación de personal mediante procesos formalizados y en servicio, para la producción de paquetes pedagógicos multimediales para la formación de capacitadores y promotores de desarrollo, tanto del IMEDER como de otros organismos de desarrollo de las regiones comprendidas en el proyecto.

Participante en el curso de capacitación en Abra Pampa en la puna argentina

Un Taller Intensivo de Capacitación Audiovisual

Entre las actividades que se han implementado en el proyecto TCP/MEX/0065, se encuentra la realización de un Taller Intensivo de Capacitación Audiovisual (TICAV), cuyo objetivo principal fue el de buscar un formato de taller de capacitación de capacitadores que responda a las condiciones particulares del medio rural de México, en el uso de la propuesta de la pedagogía masiva multimedial que pudiera ser adaptado a las condiciones del medio rural en México.

Se planteó realizar esta actividad entre el 19 de abril y el 5 de mayo del 2002, en Acuerdo con la Universidad Nacional de Tucumán, en Argentina, único centro de estudios que desarrolla una especialización en Comunicación para el Desarrollo en América Latina, con el fin, además, de acumular una mayor experiencia en otros contextos, y adecuar la propuesta a las condiciones particulares de los países.

La Universidad establece el postgrado en Comunicación para el Desarrollo, a partir de una propuesta de los proyectos de comunicación implementados por la FAO, desde hace más de 30 años en 2 numerosos países de África, Latinoamérica y el Caribe. La especialización apunta a la formación de un profesional capaz de producir mensajes destinados a la educación y a la capacitación para mejorar la calidad de vida de la población.

Otro de los socios de esta actividad, fue la Asociación de Mujeres Warmi Sayajsunqo, organización que trabaja con la Universidad de Tucumán en la adopción de la metodología de capacitación multimedial. El aumento de la pobreza, la fragmentación de la estructura familiar por la migración de los hombres en busca de trabajo, hizo que muchas mujeres solas a cargo de sus hijos, decidieran organizarse para mejorar sus condiciones de vida. De esta manera nace la Asociación de mujeres Warmi Sayajsunqo, que en la lengua quechua de sus abuelos significa “mujer perseverante”.

Fundada hace cinco años, la Asociación integrada por mujeres, tiene su sede en el Municipio de Abra Pampa, a 250 Km. de la capital de la provincia (Jujuy), en el centro de la puna argentina. Cuenta con 320 socias, jefas de hogar a cargo de familias numerosas. La Asociación, para el logro de sus objetivos moviliza esfuerzos, apoyo técnico e institucional en coordinación con organizaciones de base, municipios, agencias del estado, el aporte de empresas privadas, ONG´s, voluntarias/os y técnicos.

Para esta actividad se propusieron otros objetivos como:

  • Análisis de los elementos metodológicos más aptos para transferir capacidades pedagógicas a promotores campesinos, encargados de multiplicar las propuestas en el seno de sus respectivas comunidades mediante el uso de paquetes pedagógicos multimediales
  • Desarrollo de un taller de capacitación en condiciones reales, seleccionando para tal experiencia una zona marginada donde existiera un relevamiento de necesidades de capacitación y paquetes pedagógicos de probada funcionalidad para enfrentar aquellas
  • Poner a prueba un modelo de taller diseñado para un grupo de 25 promotores de base
  • Evaluar la propuesta tanto en términos de calidad pedagógica como de inversión/resultados y sus posibilidades de réplica requeridos por la realidad del campo mexicano
  • Realizar en conjunto con los comunicadores mexicanos los ajustes necesarios y formular una propuesta de adaptación a la realidad rural de México
  • Con la experiencia adquirida y la asistencia de la universidad de Tucumán, los comunicadores mexicanos tendrían como tarea el diseño de un plan masivo de capacitación para la reproducción de los paquetes pedagógicos ya producidos en México, por consultores y personal contraparte nacional del proyecto FAO-TCP/MEX/0065

Las actividades preparatorias

A partir del 21 de abril del 2002, los participantes del IMEDER, México, se incorporaron a las distintas tareas de organización y diseño del taller en conjunto con la Asociación Warmi, para:

Organizar la convocatoria y selección de los participantes; elaborar el cronograma de actividades; diseñar el desarrollo de las clases teóricas y los trabajos prácticos; distribuir las actividades entre los integrantes del equipo docente de la Universidad de Tucumán y entre los participantes mexicanos; elaborar los materiales bibliográficos; elaborar y reproducir los materiales didácticos y de información, videos y certificados de participación en el evento; realizar los contratos de alquiler de equipos para las prácticas propuestas durante los días del Taller tanto en aula como en el campo; realizar las compras de los insumos necesarios; organizar hospedaje y alimentación y transporte, tanto del equipo docente como de los participantes al taller.

El día 27 de abril, se dio comienzo al Taller con la presentación de instructores y veinticinco participantes, doce mujeres y trece hombres, provenientes de las siguientes comunidades, de la puna argentina, al norte de Tucumán y Jujuy, cerca de la frontera con Bolivia: La Intermedia, Abra Pampa, Tres Pozos, Cusi Cusi, Puesto del Marquéz, Misa Rumi, Sayate Oeste, Casa Colorada (Departamento de Rinconada), Aguas Blancas, El Cóndor, Rinconadillas, Ciénega de Paicone, Casa Colorada (Departamento de Cochinoca), Río Grande, Quichagua, San Francisco de Alfarcito, Cerro Negro, Orosmayo, Lagunillas del Farallón, Suripujio, Peñas Blancas, Caspala, Nazareno, Pasaje. 3 El Taller tuvo una duración de ocho días; durante los dos primeros días se realizó el análisis de conocimientos previos y exposiciones sobre la Teoría de la Comunicación, los Fundamentos de la Pedagogía Masiva Multimedial, los Modelos de Desarrollo y los Modelos de Comunicación, las características de la Capacitación Masiva Audiovisual y el Paquete Pedagógico Multimedial.

Se contemplaron otros componentes como: la introducción sobre aspectos tecnológicos (principios básicos de electricidad), reconocimiento y uso del módulo de capacitación (magnetoscopio, monitor, conectores, inversor, batería) para conocer el manejo y uso de los módulos de capacitación con video. Otros temas se refirieron a la preparación de las clases: observación de la clase audiovisual, lectura de cartilla del participante y de la guía del capacitador, preparación del trabajo práctico (diseño y materiales), distribución de roles y responsabilidades, preparación de equipos y accesorios.

Los días restantes se dedicaron a la aplicación experimental del curso “Crianza Casera de gallinas”, tema solicitado por la población de la puna a la Asociación Warmi. En el campo, los participantes aplicaron los conocimientos adquiridos asumiendo la conducción pedagógica de un proceso de capacitación con este curso, en una determinada comunidad. Se aplicaron todas las clases, con sus respectivas prácticas, en las poblaciones donde se había coordinado previamente, y con quienes estaban interesados en la crianza de gallinas.

Los participantes aprenden el manejo de conectores y cables

Al regresar cada día después de la práctica realizada, los grupos de trabajo hicieron el análisis de las capacitaciones, con el fin de internalizar conocimientos y la metodología; y para preparar la clase siguiente, el trabajo práctico y los materiales. Se contó con pollitos y gallinas para la realización de las prácticas propuestas. En el último día del taller, se realizó el análisis de los conocimientos compartidos, la evaluación del taller por parte de participantes e instructores y se entregaron los diplomas.

La Comunicación y la Capacitación en el mundo rural

Los planteamientos de los participantes al taller sobre la capacitación

Al iniciar el taller de capacitación de capacitadores en Abra Pampa, los participantes identificaron los problemas encontrados en la capacitación tradicional, con el fin de reflexionar y analizar al finalizar el taller sobre la metodología aprendida y aplicada en las capacitaciones prácticas. Los problemas identificados fueron:

  • Determinación de necesidades de capacitación

    Es sabido que al realizar un evento de capacitación con los campesinos, éstos se comportan y actúan en
    el proceso de acuerdo al interés que tengan sobre la materia a tratar y de acuerdo al mayor o menor
    dominio que tengan sobre dicha materia. Este último aspecto es el que interesa para la evaluación
    inicial, en la cual se trata de establecer del modo más claro posible, qué es lo que los campesinos
    conocen y ponen en práctica en su actividad productiva sobre la materia en la cual se van a capacitar.
    Conociendo qué aspectos de una materia son ya parte de su bagaje tecnológico, se estará en
    condiciones de saber cuál es el nivel técnico-operativo del grupo por capacitar, lo que a su vez permitirá
    realizar determinados ajustes, o sea una adecuación del curso a las condiciones concretas del grupo de
    capacitados.
    Los instrumentos de evaluación en este momento están constituidos por diálogos abiertos y por pruebas
    escritas, que pueden ser respondidas de forma individual o grupal. Otra forma de evaluación inicial puede
    darse con una práctica de campo, que puede aportar elementos rápidamente medibles, de los
    conocimientos que tiene el participante al momento de comenzar el proceso de capacitación.

  • Programación

  • Organización

  • Ejecución

La Comunicación para el Desarrollo

La Comunicación es un proceso para compartir el insumo saber con el sujeto de desarrollo. Como definición operativa, el proceso de comunicación consiste en la producción, procesamiento, conservación y uso de mensajes, y por lo tanto es posible definir el tipo de mensajes y por lo tanto de comunicación que necesitan los procesos de desarrollo: comunicación pedagógica; comunicación científica; comunicación para la organización participativa; información de mercado; información técnica; información social, cultural y política.

Dentro de la comunicación pedagógica, se priorizan los mensajes de capacitación, es decir, aquellos que buscan compartir con el sujeto información, habilidades intelectuales y destrezas sicomotrices. Es decir, mensajes destinados a conformar personas y ciudadanos conscientes, además de dotarlo de capacidades productivas que le permitan mejorar su capacidad de negociación con los entornos natural y social.

Los instrumentos están disponibles para los procesos de comunicación para el desarrollo. Sus costos se reducen en forma constante y su calidad se incrementa. En términos generales, se proponen los sistemas informáticos, diseñados por informáticos y manejados, en cuanto a los mensajes a transmitir, por comunicadores, para el área de información. Para los procesos de capacitación se plantean instrumentos multimediales, propios de la pedagogía masiva: el video, para facilitar la comprensión de los contenidos; cartillas y manuales como elementos de memoria permanente y de ejercitación; trabajos prácticos para la internalización del conocimiento y determinar si la propuesta es apropiable. Todo ello manejado por comunicadores para el desarrollo y puesto en manos de los agentes técnicos que operan en terreno con los campesinos y otros productores rurales y al servicio de los pedagogos para todo tipo de procesos educativos formales, presenciales o a distancia.

Para los procesos de comunicación es necesaria la formación del personal en el conocimiento, manejo y uso de los modelos, en las metodologías de producción de los mensajes de información y de capacitación y en el uso de los instrumentos; luego será necesario la formación del personal de campo, para dotarlos de aquellos elementos, pedagógicos y comunicativos, que les facilitarán una actividad eficiente que permita obtener resultados con los sujetos y elevar su propia autoestima como agentes de desarrollo.

El, o los, análisis de eficiencia, medida como relación entre la inversión y los resultados, y los sistemas auto correctivos necesarios para incrementarla, serán puestos en marcha desde el inicio de las operaciones, pero sólo proporcionarán indicadores cualitativos y cuantitativos en plazos medios y largos, como corresponde a un proceso de cambio de conciencia y de cultura. Es imprescindible que dichos análisis sean realizados en estrecha colaboración con todos los agentes de desarrollo, capacitadores y pedagogos, pero, fundamentalmente, con los interlocutores de los mensajes de capacitación ya que ellos son los destinatarios finales de los mismos

A propósito de la metodología propuesta

La Comunicación es un proceso para compartir el insumo saber con el sujeto de desarrollo. Como definición operativa, el proceso de comunicación consiste en la producción, procesamiento, conservación y uso de mensajes, y por lo tanto es posible definir el tipo de mensajes y por lo tanto de comunicación que necesitan los procesos de desarrollo: comunicación pedagógica; comunicación científica; comunicación para la organización participativa; información de mercado; información técnica; información social, cultural y política.

Dentro de la comunicación pedagógica, se priorizan los mensajes de capacitación, es decir, aquellos que buscan compartir con el sujeto información, habilidades intelectuales y destrezas sicomotrices. Es decir, mensajes destinados a conformar personas y ciudadanos conscientes, además de dotarlo de capacidades productivas que le permitan mejorar su capacidad de negociación con los entornos natural y social.

Los instrumentos están disponibles para los procesos de comunicación para el desarrollo. Sus costos se reducen en forma constante y su calidad se incrementa. En términos generales, se proponen los sistemas informáticos, diseñados por informáticos y manejados, en cuanto a los mensajes a transmitir, por comunicadores, para el área de información. Para los procesos de capacitación se plantean instrumentos multimediales, propios de la pedagogía masiva: el video, para facilitar la comprensión de los contenidos; cartillas y manuales como elementos de memoria permanente y de ejercitación; trabajos prácticos para la internalización del conocimiento y determinar si la propuesta es apropiable. Todo ello manejado por comunicadores para el desarrollo y puesto en manos de los agentes técnicos que operan en terreno con los campesinos y otros productores rurales y al servicio de los pedagogos para todo tipo de procesos educativos formales, presenciales o a distancia.

Para los procesos de comunicación es necesaria la formación del personal en el conocimiento, manejo y uso de los modelos, en las metodologías de producción de los mensajes de información y de capacitación y en el uso de los instrumentos; luego será necesario la formación del personal de campo, para dotarlos de aquellos elementos, pedagógicos y comunicativos, que les facilitarán una actividad eficiente que permita obtener resultados con los sujetos y elevar su propia autoestima como agentes de desarrollo.

El, o los, análisis de eficiencia, medida como relación entre la inversión y los resultados, y los sistemas auto correctivos necesarios para incrementarla, serán puestos en marcha desde el inicio de las operaciones, pero sólo proporcionarán indicadores cualitativos y cuantitativos en plazos medios y largos, como corresponde a un proceso de cambio de conciencia y de cultura. Es imprescindible que dichos análisis sean realizados en estrecha colaboración con todos los agentes de desarrollo, capacitadores y pedagogos, pero, fundamentalmente, con los interlocutores de los mensajes de capacitación ya que ellos son los destinatarios finales de los mismos

No hay comentarios

Escriba un comentario